La Rectora

Tengo la fortuna de compartir momentos con Adelaida de la Calle gracias a mi cargo de responsabilidad en la Universidad de Málaga, y a riesgo de incurrir en el panegírico trataré de poner en situación su trayectoria en tan sólo quinientas palabras.

Aunque nació circunstancialmente en Madrid y vivió su niñez y juventud entre Palencia y Monzón de Campos, se siente de Málaga y defiende su ciudad y a la Universidad con pundonor y maestría; profesa verdadera pasión por la UMA.

Accedió al cargo de Rectora en el año 2004 después de unas elecciones muy reñidas en las que su oponente, el Catedrático Juan Torres, al que respeto y admiro, no se lo puso nada fácil. Adelaida fue la primera mujer en la UMA en ocupar ese cargo. Indómita, de espíritu libre y difícil domeñar; le gusta romper reglas sin sentido y ofrecer soluciones donde otros sólo ven problemas. Catedrática de Biología Celular e incluida en la lista de las cincuenta mujeres más influyentes de España. Desarrolló su doctorado en el campo de la investigación; dirigió un grupo que estudia el sistema nervioso central con relación a la adicción a las drogas. Asimismo, ha colaborado de forma estrecha con el Instituto Cajal de Madrid (CSIC), el Instituto Pasteur de París y el Instituto Karolinska de Estocolmo… y un largo etcétera de actividad científica que demuestra el porqué ha alcanzado el éxito.

Otrora fue una gran atleta, aún cuando la Diosa Hebe estaba en ella. Es una defensora del deporte y siempre dice que cuando se hace deporte se libera endorfinas cerebrales que crean felicidad y adicción sana…

Destacar su espíritu de lucha y tenacidad, a la par de su inteligencia emocional, que aplica en toda situación. En ese caso, si Goleman tuviese que poner cara a su teoría esa persona sería Adelaida. Es su asertividad la que la permite conseguir todo lo que se propone.

Es cercana, amable, candorosa e incansable. Por cierto, tuve la oportunidad de estar en dos eventos con ella en el mismo día; el primero en Sevilla en el Consejo Andaluz de Universidades, que desembocó en un almuerzo de trabajo. Pero lo increíble es que a la tarde/noche del mismo día nos encontramos los dos en una cena coloquio en Málaga, en mi caso no podía con mi cuerpo; sin embargo veo aparecer a la Rectora con su sempiterna sonrisa, y como si el día y los avatares del mismo no hubieran pasado por ella.

Podría seguir glosando sus excelencias como Rectora y persona, pero me centraré en los dos acontecimientos más relevantes que me motivaron hacer este artículo. Me refiero a la acertadísima elección de Antonio Banderas como Doctor Honoris Causa, y el acuerdo estratégico alcanzado entre la UMA y la Universidad de Sevilla con el que persiguen ser ungidas por el Ministerio de Educación como campus de excelencia internacional. Dos hitos recientes que ponen en evidencia la más que excelente labor de nuestra admirada Rectora Magnífica Dña. Adelaida de la Calle. Seguro que la historia le dará un lugar preeminente dentro del elenco de prohombres “promujeres” que han contribuido al bienestar y prosperidad de Málaga.

Haz clic en la imagen, para ver el artículo semanal publicado en la Opinión de Málaga.

Francisco Barrionuevo
Presidente ejecutivo Novasoft
Presidente del Consejo Social de la Universidad de Málaga
Presidente ejecutivo Fundación Manuel Alcántara

Facebook Twitter Delicious Google Linkedin Email Sharethis

Acerca del Autor