Y Google, ¿cómo lo haría?

Este es el título de un magnífico libro escrito por Jeff Jarvis, un periodista y bloguero de lo más influyente en los Estados Unidos. Recomiendo una lectura sosegada e intensa de este libro. Dependerá de cuál sea tu nivel de optimismo y capacidad de dejar aparcados todos tus prejuicios, así verás la botella medio llena o vacía. O por el contrario, si no te enteras de nada de lo que dice este escritor date por fastidiado, pues encima de que no eres un nativo digital, además estás fuera de juego, y por estos motivos te conviertes en una especie en peligro de extinción. Pero de quienes hay que apiadarse es de los empresarios que se aferran a la vieja economía y no se enteran de que ya estamos en una Nueva Economía Distribuida (NED), donde como bien dice Jeff, el mundo está al revés, de dentro afuera, contradictorio y confuso.

Y en Andalucía cómo debemos ver este nuevo escenario. Está claro que con optimismo renovado. No olvidemos que en la vieja economía Andalucía estaba en el furgón de cola, por tanto qué perdemos en intentar mejorar nuestro ranking en la NED, donde los clientes tienen el poder en sus manos, cualquier persona puede ser escuchada en el mundo, y si sabe manejarse bien puede dar la lata a grandes organizaciones e instituciones que van en contra de los intereses generales. Se acabó la supremacía del poderoso que controlaba el canal. El caso de Jeff contra Dell es paradigmático. Cómo este hombre hace cambiar radicalmente la estrategia de esta multinacional con tan sólo un ordenador, un blog y el uso conveniente de las redes sociales. Con estas simples herramientas, al alcance de cualquiera, se ha convertido en uno de los creadores de opinión más universales.

En Andalucía tenemos todo lo necesario, una industria del conocimiento incipiente y pujante, la Universidad como institución queriendo apuntarse al carro de la economía del conocimiento a través de una suerte de cambios ya iniciados. Pero no hay que olvidar que muchos docentes, investigadores y alumnos, por cuenta propia, forman parte de la economía del código abierto que es la base de la NED. Nos sorprenderíamos ver la cantidad de docentes y discentes que son blogueros, y que todos los días aportan al ciberespacio sus pensamientos, conocimientos y opiniones en forma de miles de páginas que son escudriñadas por los SEO (Search Engine Optimization). Si todos estos geeks comienzan a emprender nuevos negocios, aprovechándose de su bagaje, y transfiriendo el mismo a un tejido empresarial empático ubicado principalmente en los parques tecnológicos y científicos… De todo ello surgirían nuevos actores empresariales que pondrán a Andalucía en la cima de la NED. Con la seguridad que cuando alguien interrogue al Oráculo del siglo XXI, Google, y pregunte ¿Qué región es mejor para desarrollar negocios y donde hay una mayor calidad de vida? La propuesta del buscador sea Andalucía. Pero justo ahora las Telcos, con su poderoso lobby, quieren cambiar las reglas y así cargarse de un plumazo la neutralidad de la red. Craso error y paso atrás estaríamos dando en el avance de la sociedad y economía del conocimiento, y lo que es peor, se conculcarían los derechos fundamentales de libertad, igualdad y fraternidad imperante en el ciberespacio. Qué paradoja, cuando se empezaba a cumplir este antiguo deseo de la humanidad, justo aparecen los poderes fácticos para intentar evitarlo.


III Artículo Suplemento Innovadores diario EL MUNDO.


Francisco Barrionuevo

Presidente ejecutivo Novasoft
Presidente del Consejo Social de la Universidad de Málaga
Presidente ejecutivo Fundación Manuel Alcántara

Acerca del Autor