Orgullo de pertenencia a Andalucía

El marketing interno es una disciplina que se encarga de promocionar los valores de marca, la identidad e imagen corporativa de una compañía entre sus propios empleados. Recomiendo hacer más marketing interno en Andalucía y así mejorar nuestro orgullo de pertenencia.

En efecto, Andalucía tiene un poder de atracción inexplicable, y ha cautivado a personajes del mundo de la política, el arte, la ciencia y la literatura, y donde se han sucedido una suerte de hechos que han ayudado a que España sea hoy un gran país.

Por desgracia, Andalucía siempre ha sido vista como una tierra a colonizar, en su mayoría por déspotas ilustrados y algún que otro iletrado, más bien despabilados, gente que viene a hacer el negocio fácil sin importarle nada más que sus propias necesidades. Todo ello ha provocado continuas inflexiones negativas, y como consecuencia directa, en la actualidad lideramos el ranking de las regiones europeas con mayor ratio de desempleo y menor renta per cápita. Estos indicadores no ayudan a desarrollar el orgullo de pertenencia en Andalucía. Imaginemos por un momento el cariño que puede tener un trabajador hacía la empresa que le ha despedido, o en su caso, trabajadores que puedan estar mal pagados. En esos casos, el orgullo de pertenencia se convierte en cabreo de pertenencia.

Los andaluces pecamos de ser algo cainitas; esta actitud destructiva enerva y menoscaba nuestras opciones de crecer y avanzar. Hagamos hoy, Día de Andalucía, un propósito de enmienda y acabemos con estas absurdas tribulaciones. Aprovechemos para confiar más en nuestro tejido empresarial y en sus productos y servicios que aquí se producen. Eliminemos de cuajo nuestro complejo de inferioridad en lo económico. Nuestras empresas tienen que mejorar el vínculo comercial con su mercado doméstico, y a la vez conseguir que sean más internacionales. En ese caso he podido sentir que Andalucía es de las pocas regiones donde se llega a pensar que toda empresa, empresario, investigador… Alóctono es mejor que el autóctono.

Es cierto que a Andalucía no se lo han puesto fácil, ya que ha sido la gran olvidada. A pesar de ello, hemos conseguido mejorar nuestro nivel de convergencia con las regiones europeas más avanzadas (exceptuando las asignaturas del paro y la renta per cápita, donde aún estamos muy lejos de converger). Los andaluces debemos echar una mirada de vez en cuando a nuestro pasado y no olvidar algunos hechos provocados por andaluces, o bien que sucedieron en nuestra Andalucía. Por ejemplo, que el califato cordobés extendiera su fama por toda Europa. O que desde nuestras orillas zarparan los barcos para descubrir América. La importancia que tuvo la batalla de Bailén, decisiva para que las naciones europeas comenzaran a hacer frente al yugo napoleónico. Qué decir de la trascendente Constitución de Cádiz, que suscitó las esperanzas de los liberales de toda Europa. Que un ilustre andaluz, Bernardo de Gálvez, fuera general junto a George Washington, con quien luchó y colaboró en la fundación de los Estados Unidos de América… Andalucía cuenta con un clima benigno y muy anhelado por los europeos. Ya lo dijo Castelar en el año 1897 en su tierra natal, Cádiz: Andalucía cuenta con el más vivificante clima de todo este orbe.

Teniendo en cuenta los hechos y personajes destacados con anterioridad, no tenemos más remedio que sentir orgullo de pertenencia a Andalucía. Por esta razón, no permitamos que Andalucía y los andaluces sigamos siendo objeto de tópicos disfrazados bajo disfemismos.

Orgullo de pertenencia a Andalucía

Artículo semanal publicado en la Opinión de Málaga.

Francisco Barrionuevo
Presidente ejecutivo Novasoft
Presidente del Consejo Social de la Universidad de Málaga
Presidente ejecutivo Fundación Manuel Alcántara

Facebook Twitter Delicious Google Linkedin Email Sharethis

Acerca del Autor