Ya tenemos la nota

Prueba superada por parte del sistema financiero español. Aunque sobre el papel han suspendido cinco entidades… No obstante, si tenemos en cuenta la hucha que supone las provisiones anticíclicas de la banca española, aquellas que tuvieron a bien dotar durante la época de bonanza económica, no hubieran suspendido ninguna de nuestras entidades. A diferencia de los alemanes, franceses o ingleses…, esta vez hemos sido los más previsores. Además, los bancos españoles tienen muy poca exposición a la deuda soberana de países que han tenido que ser rescatados, como son Portugal, Grecia e Irlanda. La inversión neta en deuda pública de estos países por parte de bancos españoles tan sólo representa el 2,4% del total de la deuda emitida. Y por esta razón, ante un riesgo de impago o de una quita muchos bancos europeos que gozan de buena salud lo pasarían mal. Entonces, ¿por qué no se ha tenido en cuenta esta exposición de algunos bancos europeos y se le ha penalizado por ello en la nota?

A pesar del éxito relativo de la banca española en los resultados, la CAM, Catalunya Caixa, Unnim, Caja 3 y Pastor suspenden el examen, con un déficit de 1.564 millones. Pero si tenemos en cuenta la provisión anticrisis, los bonos convertibles ya comercializados y plusvalías por desinversiones realizadas, estas cuatro cajas y el banco hubieran aprobado el test, y de ese modo haberse evitado ser puestas en evidencia frente al mercado y sus stakeholders. A estos no aprobados recordarles que la mejor manera de no suspender un examen es no presentarse, que es lo que han hecho muchos bancos europeos, y evitarnos así el desdoro que supone para el sistema financiero español el que cinco de las ocho entidades europeas suspensas sean españolas.

Siendo riguroso hay que recordar que algunas de las cajas que han aprobado han recibido ayuditas del Frob. Pero a su favor decir que el sector financiero español en general ha necesitado, en menor medida, ayudas públicas en comparación al de otros sistemas financieros de países europeos de los que nadie habla. Y vistos los resultados, podemos inferir que la mayoría de estas cajas están en condiciones de devolver ese préstamo, de lo cual nos debemos alegrar todos los españoles.

Ya nadie puede dudar de que el sector financiero español ha puesto en marcha un necesario plan de medidas encaminadas a mejorar su nivel de solvencia y liquidez, y que el citado plan ha empezado a dar sus primeros frutos. Mucho ha tenido que ver el proceso emprendido por parte de las cajas a la hora de su integración, bancarización y posterior salida a bolsa.

Bueno, ya tenemos nota y ahora lo que va tocando es pedir a los bancos y cajas españoles que se centren en sus clientes y en el mercado, y por tanto, comiencen a mover la economía dando créditos y préstamos. Las entidades financiera son la clave para que España salga de este marasmo económico, y de ese modo iniciar la senda de la recuperación. Pues, en efecto hay amenaza seria de condenar a la asfixia crediticia a millares de empresas solventes y con sólidos proyectos de futuro.

Evidentemente, si esto se termina produciendo habrá un alto coste, y entonces sí que podemos prepararnos para una era glaciar en nuestra economía que nos dejará helados. Espero que sepamos reaccionar y metamos marchas a un motor que lleva mucho tiempo a ralentí.

Ya tenemos la nota

Artículo semanal publicado en la Opinión de Málaga.

Francisco Barrionuevo
Presidente ejecutivo Novasoft
Presidente del Consejo Social de la Universidad de Málaga
Presidente ejecutivo Fundación Manuel Alcántara

Facebook Twitter Delicious Google Linkedin Email Sharethis

Acerca del Autor