Hatajo de inútiles

Estamos gobernados por verdaderos ineptos, que sólo saben improvisar y practicar la exacción como bálsamo de Fierabrás para así cuadrar las cuentas de un país con una estructura de Estado que padece de elefantiasis. Da igual quiénes han llevado a este país a la situación en la que se encuentra. No porque no sea importante su señalamiento, sino porque no hay que dejarles escurrir el bulto jugando al despiste con infundadas justificaciones; sólo ven la paja en el ojo ajeno. Es verdad, la ciudadanía empieza a estar harta de escuchar como los dos partidos mayoritarios se echan la culpa entre ellos, cuando no se sabe a ciencia cierta a quién deberíamos darle el premio a la ineptitud.

Pero vamos a lo que importa. Con nocturnidad, alevosía y aprovechando que los españoles estábamos impregnados del buen rollito de la Navidad, no tiene otra cosa el Gobierno de la nación que llevar a cabo otra subida de impuesto a las empresas. Así que, acaban de cargarse los presupuestos de 2014 de todas las empresas, pues esta subida va contra la línea de flotación de la cuenta de resultados estimada para el año que comienza.
(Ver noticia)

Así es, a partir del 1 de enero los empresarios deberán incluir como base cotizable para todos sus trabajadores determinadas remuneraciones en especie por las que hasta ahora no se cotizaba, tales como: plus de transporte, recogido en la mayoría de convenios colectivos, y determinadas dietas o cheques restaurante.

Por ejemplo, a una empresa de 50 trabajadores de golpe y porrazo tendrá que asumir un sobre coste anual “by face” de aproximadamente 20.000 euros. Si esta empresa tenía previsto obtener unos beneficios de 100.000 euros al año (no todas están en esa tesitura de dar beneficios), esta subida de impuesto se llevará el 20% de esos hipotéticos beneficios empresariales; ¡casi “ná”! Y después quiere el gobierno que se creen puestos de trabajo…

Dónde están la asociaciones empresariales. ¿Qué están haciendo? No he visto en prensa declaraciones ni manifestaciones en contra de esta medida. No entiendo nada, el Gobierno decide tirar por la calle de en medio sin más. Y de nuevo vuelve a dar un estacazo a las empresas que empiezan a quedarse sin resuello ante tantos impuestos. Ya no pueden más, el límite ya se ha rebasado, es imposible soportar este ritmo de subidas de impuestos, y si siguen por este camino y no retiran esta subida no van a dejar títere con cabeza.

Francisco José Barrionuevo

Presidente ejecutivo Grupo Novasoft

Facebook Twitter Delicious Google Linkedin Email Sharethis

Acerca del Autor