Tribuna El Mundo: ‘Iter’ procesal macrocausa Invercaria

TRIBUNA

‘Iter’ procesal macrocausa Invercaria

Enlace al artículo original en el periódico El Mundo: clic aquí

El ‘iter’ procesal de esta macrocausa impostada lo conforman 19 piezas investigadas desde el año 2012, donde tan solo dos piezas han sido sobreseídas; hecho que supone una decisión antitética, ya que el Juez debería aplicar el mismo criterio a todas por igual. En puridad, no se entiende el órdago a la mayor de la Fiscalía, si nos atenemos a los años de cárcel que ha pedido de forma impremeditada en su escrito de acusación en FIVA; bien parecería que estamos ante un caso de asesinato. No obstante, hablamos de una inversión fallida de capital riesgo, donde los inversores (públicos y privados) pierden su dinero. En efecto, se nos olvida que la crisis en aquellos años arrasó nuestro país como de un tsunami se tratara.

El caso FIVA se inició mediante una investigación de la UDEF, llegando a la conclusión en su atestado que el portal no existió, principalmente porque no tenía página ‘web’. Pues bien, ha tenido que venir la Unidad Central de Criminalística dependiente de la Comisaría General de Policía Científica (Dirección General de la Policía), por petición de uno de los investigados de esta pieza y después de dos años de espera, para afirmar sin ambages que el portal FIVA existió y estuvo en explotación, llegando a tener alrededor de 500.000 visitas en los años 2008 y 2009. De no existir el portal FIVA, a ser un portal de internet muy activo durante unos años, va un trecho ¿no creen? Esto es como si se pusiera en duda que un puente no se construyó, y la policía lo investiga desde su despacho concluyendo que no se hizo, cuando lo fácil y lo prudente hubiera sido comprobar in situ si el puente estaba construido.

Todas las piezas de la macrocausa Invercaria provocarán el mayor atasco judicial que se conoce de un tiempo a esta parte (cuantas prescripciones potenciales de delitos de verdaderos delincuentes se producirán por el camino…). En España pedir penas de cárcel sin pruebas y con tan solo conjeturas se ha convertido en un práctica diabólica de algunos fiscales. Es algo que no debería pasar en un Estado de Derecho. Bueno, ya sabemos que uno es inocente hasta que no tenga sentencia en firme que diga lo contrario, aunque la libertad y la seguridad de las personas merecen un examen mas riguroso.

Pero al margen de todos los despropósitos procesales, habría que preguntarse: ¿Cuántas inversiones en capital en nuevas empresas ha hecho Invercaria desde 2012, fecha en la que se comenzó la judicialización de todas sus actuaciones? Pues seguro que ninguna. Va de suyo creer que el capital riesgo es como invertir en Bonos del Estado, demostrando así a las claras que no se enteran ni de la misa a la mitad. Que el fracaso de una ’start-up’ es consustancial a la acción emprendedora.

Cabría tener en cuenta que la judicialización del fracaso empresarial de las inversiones de Invercaria conllevará efectos colaterales personificado en los potenciales emprendedores andaluces que se han quedado sin el apoyo de una empresa de capital riesgo pública, muy necesaria en una región como la andaluza que anda escasa de empresas. En efecto, Andalucía y los andaluces son los que pierden con toda esta vendetta judicial, auspiciada por el partido de la oposición en Andalucía, que cree que con una política de tierra quemada alcanzará el poder.

Invercaria es un gran instrumento financiador que una región como Andalucía necesita como respirar. No hay que olvidar que Invercaria apoyó en sus comienzos a empresas de éxito como Ghenova Ingeniería S.L.U, Carbures, Job & Talent S.L, en otras empresas que hoy en día operan con éxito. Pero las que tuvieron que cerrar como FIVA, Servivation o bien Operadores Aéreos, entre otros, también produjeron externalidades positivas, pues todo el dinero público y privado fue a parar al pago de nóminas de empleados, pago de impuestos, inversiones en activos y demás gastos operativos. El dinero ni se tiró ni malgastó, según se ha podido demostrar en la fase de instrucción de estas piezas.

* Francisco Barrionuevo es empresario y profesor de Economía ESO-BACH

Investigado en las piezas FIVA y Servivation.

Facebook Twitter Delicious Google Linkedin Email Sharethis